El Mimo Corporal Dramático

Mimo una técnica de teatro físico / Una nueva manera de hacer teatro / Un arte contemporáneo

El mimo corporal dramático de Etienne Decroux toma el cuerpo como principal medio de expresión y al actor/actriz como punto de partida para la creación, con el objetivo de ‘hacer visible lo invisible’ (E. Decroux), permitiéndole así mostrar el pensamiento a través del movimiento.

Arte del movimiento más que arte del silencio. El mimo corporal dramático es sobretodo el arte del actor. El actor, independientemente de cualquiera que sea su ambición artística, ha de estar sobretodo presente en escena, y esta presencia se mide a través de su cuerpo.

Éste es su medio de expresión. El cuerpo es el que sostiene el traje, es lo primero que verá el espectador, el cuerpo es el que lleva la voz. Es el esqueleto, la mano en el guante.

Tomando el cuerpo como el centro de sus investigaciones, el/a actor/actriz de mimo corporal busca reconstruir la esencia del drama, integrar en el cuerpo los principios de una acción o de una situación dramática – desequilibrio, inestabilidad, causalidades, ritmo – consiguiendo así el control de estos estados. El Mimo actor se convierte en escultor y escultura, artesano de una inscripción del pensamiento en el espacio y materia de su propio trabajo.

Estudiar el mimo corporal dramático proporciona al actor/actriz un control de su presencia en escena, colocación, desplazamientos y acciones, gracias a un estudio meticuloso de la técnica, la articulación, la estatuaria móvil, la improvisación y el repertorio.

Estudiar una técnica, como la música, multiplica las posibilidades del artista, permitiéndole hacer aquello que quiere, y no sólo aquello que puede. Es una puerta abierta hacia una mayor libertad e imaginación, así como a una mayor claridad en la ejecución.

ETIENNE DECROUX (1898 – 1991)

Formado a la escuela de Jacques Copeau en Francia, Decroux fue actor de cine y teatro, y trabajó, entre otras, con Antonin Artaud, Charles Dullin, Louis Jouvet y Marcel Carné, en la película “Les Enfants Du Paradis”. Dedicó la segunda parte de su vida a la creación de un teatro donde el actor es el centro y el cuerpo su instrumento principal. Creó numerosas piezas, investigó sobre la expresión del cuerpo, y el mimo durante muchos años y dio clases en la escuela L’Atelier en Paris, Teatro Piccolo en Milan o el Actors’ Studio de Nueva York. También dirigió su compañía de mimo y giró por Italia, Suiza, Bélgica, Holanda, Suecia, Reino Unido e Israel.

En el año 1962, Decroux abrió su escuela a París, donde enseñó y continuó desarrollando su técnica. Muchos actores estudiaron con él, entre otros: Jean Louis Barrault, Marcel Marceau, Jessica Lange y Michel Serrault. Su trabajo y aportación al conocimiento teatral le valió reconocimiento mundial. Su nombre figura entre los grandes maestros del mimo , y otros del teatro como son Meyerhold, Stanislavsky, Grotowski o Lecoq.

Mimo Corpóreo 

 

Un subgrupo de teatro físico es mime corpóreo. Su objetivo es poner drama dentro del cuerpo humano móvil, más bien que substituir el gesto para el discurso como en pantomima. En este medio, el mimo debe aplicar al movimiento físico esos principios que estén en el corazón del drama: pausa, vacilación, peso, resistencia y sorpresa. El mimo corpóreo acentúa la importancia vital del cuerpo y de la acción física en etapa.

Fue desarrollado sobre todo cerca Étienne Decroux, con que fue influenciado pesadamente por su entrenamiento Jacques Copeau en el Ecole du Vieux-Colombier. Él creó este método y técnica para los ejecutantes creativos que deseaban transformar sus ideas en una realidad física, para idear un nuevo estilo del teatro de Mimos “que hacía visible el invisible,” mientras que Decroux lo puso.

Los objetivos del mimo corpóreo son permitir al agente hacer más autónomo en crear los pedazos físicos metáfora-basados del teatro, que pueden incluir el texto, pero no se basan en el texto, es decir, para dar al agente el mayor acceso a las metáforas físicas en trabajo en juegos tradicionales, y para aumentar la fuerza del agente, la agilidad, la flexibilidad y las energías imaginativas.

Mientras que el estilo del movimiento de Decroux era absolutamente diferente de dell’arte del commedia de cuál tomó el diecinueveavo pantomima del siglo como su modelo, Decroux fue influenciado por esta forma del Arte Clásico. Decroux trabajó extensivamente con el flautín de Teatro en Milano, agentes de entrenamiento y choreographing Arlecchino una adaptación de Galdoni Criado de dos amos dirigido por Giorgio Strehler. Concidentally, Jaques Lecoq, otro profesor famoso del mimo trabajó como profesor del movimiento en Teatro de flautín hasta que a Decroux lo tuvo éxito.

Desemejante de la pantomima clásica, el mimo corpóreo era también no más un arte anecdótico que utilizó gestos convencionales para crear ilusiones de objetos o de personas.

Los mimos corpóreos intentan expresar ideas y emociones abstractas y universales a través de los movimientos codificados del cuerpo entero (pero lo más especialmente posible del tronco la cara y las manos se confinan a un papel secundario en esta forma del movimiento) que algunos mimos corpóreos escriben sus propios textos, al igual que los mimos autores griegos, integrando el arte de los mimos agentes con el autor. También incluyen apoyos, los trajes, las máscaras, los efectos de iluminación y música. Porque contiene la expresión del movimiento junto con otros elementos, a menudo se refiere libremente como a teatro de la comprobación o del movimiento.

 

Etienne Decroux


Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: